40 Maneras de Luchar contra los Fascistas

40 Maneras: Zine formateado para impresión
40 Maneras: Lee en linea como PDF

40 Maneras de Luchar contra los Fascistas: Tácticas Legales Callejeras para Activistas Comunitarios

Edición original: agosto de 2018
Edición revisada: agosto de 2020

Edición en español: mayo de 2021
Gracias a Eberhardt Press por la impresión y el diseño inicial

CONTENIDO

I. COMO COMENZAR
1. Más información sobre los movimientos de extrema derecha
2. Encuentra colaboradores
3. Preste atención a la extrema derecha local

II. TOMAR ACCIÓN
4. Publica tu investigación
5. Eliminar y reemplazar la propaganda de extrema derecha
6. Impulsar a grupos públicos para que se opongan al fascismo
7. Dificulta que se reúnan los grupos de extrema derecha
8. Refuta sus mentiras
9. Utilice el sistema judicial
10. Exponer a los fascistas en casa y en el trabajo
11. Tumbar al fascismo en las redes sociales
12. Evita que la extrema derecha ataque a eventos de gente progresista
13. Genere brechas entre individuos y grupos de extrema derecha
14. Encuentra nuevos colaboradores
15. Organizar recorridos de bares antirracistas
16. Ayude a los fascistas a salirse de esos grupos

III. SE PROACTIVO
17. Envía tu mensaje primero
18. Desarrolla programas educativos
19. Celebra eventos conmemorativos
20. Haz un espectáculo
21. Organizar cursos de formación y ferias de recursos
22. Forma un equipo de respuesta a emergencias
23. Recluta a personas tempranamente y con frecuencia
24. Recauda fondos antes de que lo necesites

IV. CONTRAMANIFESTARSE
25. Ganar el apoyo de la opinión pública
26. Impulsar a los funcionarios locales para que hagan lo correcto
27. Organizar contramanifestaciones
28. Presiona a los establecimientos comerciales y de alquiler locales para que no traten con fascistas
29. Documente sus manifestaciones
30. No te quedes en desventaja
31. Avisa quiénes son los fascistas y llama a tus amig@s y colegas

V. DAR APOYO
32. Apoyar a las personas amenazadas
33. Establecer un lugar seguro
34. Ayude a las familias de las víctimas
35. Ayuda a lxs heridxs
36. Apoyar a lxs que son blancos de la ley
37. Apoyar a lxs activistas encarcelados
38. Advertir a las personas amenazadas
39. Dar publicidad a las amenazas y los ataques
40. Apoyar a las comunidades que rechazan el reclutamiento fascista

Extra: Demostrar una visión política mas amplia

Apéndice:
Recursos

Introducción

En enero de 2017, el líder de la denominada Alt-Right (En español, Derecha Alternativa, que es otro nombre utilizado por varios grupos Nazis, Fascistas, racistas, y anti-inmigrantes), Richard Spencer, recibió un puñetazo en la cara durante una manifestación y el video del incidente se volvió viral en las redes sociales. Condujo a una acalorada discusión pública sobre si “Golpear a un nazi” estaba bien. Este debate se ha extendido desde entonces, impulsado por eventos como el asesinato de la manifestante antirracista Heather Heyer en Charlottesville, Virginia por un neonazi en agosto de 2017, y el golpe al provocador de extrema derecha Andy Ngo en un evento de junio de 2019 en Portland, Oregon. Más tarde ese año, el senador republicano Ted Cruz copatrocinó un proyecto de ley que buscaba criminalizar a las golpizas contra nazis como “terrorismo doméstico”. En respuesta a las protestas por el asesinato de George Floyd de mayo y junio de 2020, el presidente Trump afirmó que quienes se enfrentaron a los nacionalistas blancos eran, ellos mismos, terroristas domésticos. En realidad, la gran mayoría del trabajo involucrado en contrarrestar a la Extrema Derecha es perfectamente legal. No obstante, estas declaraciones condenatorias han funcionado para disuadir a personas de utilizar las muchas acciones legales y apoyadas por la comunidad para luchar contra los Nacionalistas Blancos. Sea cual sea lo que pienses sobre darle puñetazos a Nazis, esta guía te mostrara Cuarenta acciones legales, practicas, y comunitarias que puedes tomar para actuar contra el Fascismo y la Extrema Derecha.

Estas acciones, la mayoría de las cuales están disponibles para personas de todos los orígenes, identidades y niveles de habilidad, ayudarán a contener a las organizaciones de extrema derecha, y a prevenir o disminuir el daño que infligen en nuestras comunidades. Presentan una diversidad de tácticas destinadas a aumentar el costo de participación para los partidarios de las políticas ultraderechistas.

Sin embargo, una nota de advertencia: los organizadores de la extrema derecha son muy agresivos y tendrás que jugar con dureza contra ellos. No dude en utilizar todas las opciones a su disposición, al mismo tiempo que se protege a sí mismo y a su comunidad. Recuerde que ellos no tienen vergüenza en usar la violencia para lograr sus objetivos.

Términos utilizados en esta guía

La primera edición de esta guía se publicó en agosto de 2018 como 40 formas de luchar contra los Nazis: Cuarenta acciones basadas en la comunidad que puede tomar para resistir a las organizaciones nacionalistas blanca. Señaló que las tácticas presentadas fueron diseñadas específicamente para ser utilizadas contra los nacionalistas blancos, el extremo más abiertamente intolerante de la extrema derecha.

Pero también hay muchos otros grupos de extrema derecha con políticas similares o alineadas con los nacionalistas blancos. Estos otros grupos no llegan a abrazar una cosmovisión explícitamente racista, sino que utilizan un lenguaje codificado para expresar su intolerancia. Muchos de ellos permiten que se unan personas de color, judíos y hombres homosexuales, pero generalmente adoptan virulentos puntos de vista islamófobos, antiinmigrantes, transfóbicos y misóginos.

Por lo general, esto está envuelto en un patriotismo ultranacionalista y sobre una base de autoritarismo.

Estas otras facciones de extrema derecha incluyen grupos del movimiento Patriota y milicias como los Oath Keepers y Three Percenters; Grupos de la derecha alternativa como los Proud Boys, y la American Guard; Patriot Prayer, que tiene un pie en estos dos campos; y los activistas patriarcales de los derechos de los hombres. Los miembros de estos grupos, a su vez, se asocian con grupos abiertamente nacionalistas blancos, cristianos teocráticos, homofóbicos, transfóbicos y antisemitas.

Cuando esta guía se refiere a la “Extrema Derecha”, la usa como un término general para referirse tanto a los nacionalistas blancos como a esos otros grupos, incluidos los Proud Boys y la American Guard. Puede que no tengan ideologías perfectamente alineadas, pero todos adoptan una cosmovisión que considera la desigualdad humana como algo natural y deseable. Y todos se basan en demonizar a los “otros”, con una jerarquía resultante que puede basarse en la raza, la etnia, el género, la religión o la afiliación política. Por último, estos otros grupos de extrema derecha a menudo adoptan tácticas asociadas con los movimientos fascistas, incluyendo la intimidación y la violencia.

PopMob (Mobilizacion Popular) distribuyó la primera edición de esta guía en Portland, Oregon y descubrió que muchas de sus tácticas también eran aplicables a estos otros grupos de extrema derecha. Han ayudado a actualizar esta guía basándose en sus experiencias. Sin embargo, lxs lectores deben tener en cuenta que algunas tácticas son más efectivas contra ciertos grupos que contra otros. Una parte de conocer a tu oponente incluye seleccionar las tácticas que serán más efectivas para cada situación.

Finalmente, está la cuestión del peligro. Muchas de estas sugerencias son completamente seguras, aunque otras presentan cierto nivel de riesgo. La posición más peligrosa es ser un activista que hable públicamente sobre su oposición a la extrema derecha y es fácilmente identificable. Si este es usted, asegúrese de tener bajo control su seguridad digital y en la vida real, asegúrese de que miembrxs de su familia no estén en posiciones vulnerables, y discuta planes de seguridad con las personas cercanas a usted.

I. COMO COMENZAR 

1. Más información sobre los movimientos de extrema derecha

Empiece por aprender sobre la extrema derecha. Como todos los movimientos políticos, está compuesto por individuos y grupos que se organizan en torno a temas específicos, difunden temas de conversación, forman organizaciones y redes políticas, recaudan fondos, reclutan nuevos miembros e intentan influir en la sociedad en general. Desde fuera, la extrema derecha puede parecer un movimiento único sin divisiones internas, pero sus miembros a menudo no están de acuerdo entre sí y tienen problemas para encontrar puntos en común. Si bien todos son parte de un gran movimiento, saber en qué se diferencian es importante para decidir cómo organizarse contra ellos.

Información sobre la política de la extrema derecha está disponible y el final de esta guía incluye lecturas adicionales. Asegúrese de mirar la propaganda que producen, incluyendo artículos, libros, videos y redes sociales. Esto le ayudará a tener una idea de cómo hablan, miran y piensan.

Debido a que saben que sus ideas se consideran odiosas, la extrema derecha a menudo usa símbolos, frases y jergas para expresar ideas intolerantes sin decir lo que realmente significan, una táctica conocida como usar “palabras en clave” o “silbidos de perro” (dog whistles, en inglés). Aprenda las palabras que utilizan.

2. Encuentra colaboradores

Si bien hay organizaciones nacionales que andan tras los pasos de las organizaciones de la extrema derecha, no pueden rastrear todo lo que está sucediendo en cada comunidad. ¡Ahí es donde entras tú!

Este tipo de activismo es mucho trabajo y es mejor hacerlo con personas de ideas afines. Formar grupos de afinidad, organizaciones y coaliciones lo ayudará a hacer más. Y dado que hay más que suficiente trabajo para todos, deberá coordinarse y especializarse.

3. Preste atención a la Extrema Derecha local

Una vez que haya identificado a sus grupos locales de extrema derecha, querrá hacer un seguimiento de lo que están haciendo. La recopilación de pruebas es fundamental: documente sus organizaciones, proyectos, redes sociales, páginas web, publicaciones impresas, reuniones y eventos. Asegúrese de tomar buenas notas y hacer una captura de pantalla de todo, porque nunca se sabe qué terminará siendo útil más adelante. La extrema derecha tiende a organizarse bajo el radar, por lo que esto requerirá un poco de investigación.

Comience con información disponible públicamente, como foros en línea, sitios web y cuentas de redes sociales. A continuación, cree cuentas falsas en las redes sociales, conocidas como “sock puppet” (titere de calcetin, en español), para infiltrarse. Es posible que su cuenta “sock puppet” deba interactuar con fascistas para poder ingresar a grupos cerrados. Pero no diga ni haga nada que pueda usarse para identificarlo o hacer que pierda el acceso.

Recopile información como nombres, fotografías, domicilios, trabajos, cuentas de redes sociales, antecedentes penales, afiliaciones organizativas y eventos políticos a los que hayan asistido. Supervise su presencia en mítines y, cuando sea posible, identifique a los que se presenten (consulte el n. ° 29 para obtener más información).

Pero, en su vida diaria, mantenga un perfil bajo y no dé a conocer que está haciendo este trabajo, incluso si finalmente planea hacerlo público. (Esto es cierto incluso si ya es conocido públicamente como un activista progresista; no revele su nueva línea de trabajo a menos que sea necesario). El anonimato mejorará su capacidad para recopilar información y ayudará a proteger su seguridad.

II. TOMAR ACCIÓN

4. Publica tu investigación

Aunque los nacionalistas blancos son significativamente más convencionales y conocidos de lo que eran hace unos años (Trump los declaró “gente muy buena”), dar a conocer quiénes exactamente son los fascistas todavía tiene un impacto directo en sus vidas. Hay algunas formas diferentes de hacer esto. A veces, solo se necesitan unos pocos folletos colocados estratégicamente o una breve campaña de llamadas telefónicas para costarle el empleo a un fascista. Algunos grupos que rastrean a la extrema derecha mantienen blogs donde publican información, ya sea a medida que se recopila o después de los eventos. Otros grupos publican informes anuales sobre la actividad de la extrema derecha en su área.

Alternativamente, puede mantener su trabajo en silencio y divulgar la información directamente a periodistas locales. Esto mantiene su propia presencia fuera del radar, y los artículos en las principales publicaciones generalmente tienen un mayor impacto que la información publicada directamente por lxs activistas.

5. Eliminar y reemplazar la propaganda de extrema derecha

¡No dejes que la extrema derecha gane terreno! A menudo colocan volantes y pegatinas/stickers en universidades, vecindarios residenciales, congregaciones religiosas y lugares de música o cerca de ellos. Esté siempre atento a la propaganda de la extrema derecha y elimínela de inmediato; lo ideal es reemplazarla con tu propio mensaje. Esto le permite a la extrema derecha saber que la comunidad no se hará de la vista gorda, y además comunica a grupos específicos, atacados por la derecha extrema, que hay aliadxs que los apoyan.

Incluso en áreas donde la extrema derecha tiene mucho apoyo, asegúrese de mantener su presencia allí; recuerde que ninguna comunidad es políticamente monolítica. Siempre que sea posible, ayude a los esfuerzos para rechazar el fascismo que se originen dentro de esas comunidades.

Por ejemplo, antes de un mitin fascista, informe a los que viven y trabajan cerca del próximo evento. También puede usar esto como una oportunidad para ir de puerta en puerta para hablar con la gente. Sea lo más amable, cortés y genuino posible.

6. Presionar a los grupos públicos para que se opongan al Fascismo

Identifique instituciones, grupos comunitarios y organizaciones profesionales en las que la extrema derecha está enfocándose para reclutamiento. Empuje a estos grupos a alzar su voz contra el fascismo en general, y específicamente a grupos locales.

Ejemplo: El 2018, el sindicato AFL-CIO en Sioux Falls modificó su constitución para excluir explícitamente a los fascistas. Decía: “Ninguna persona será elegible para servir como Oficial, miembro de la Junta Ejecutiva o Comité, u otro órgano de gobierno, o cualquier comité de, o como delegado de, o como representante, agente o empleado de este organismo que sea miembro de cualquier organización fascista o supremacista blanca. O quién persigue constantemente políticas y/o actividades dirigidas a los propósitos de cualquier ideología fascista o supremacista blanca”.

7. Dificulta las reuniones de grupos de extrema derecha

La Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos garantiza que el gobierno no puede interferir con la expresión protegida. Pero los ciudadanos privados no tienen la obligación legal de permitir que fascistas usen sus propiedades. Y usted también tiene el derecho bajo la Primera Enmienda a llamar a lugares de conferencias, salas de conciertos y conferencias, galerías y restaurantes y pedirles que se rehúsen a alquilar a grupos intolerantes.A veces estos lugares se niegan a anular una reservación por codicia. En este caso, organice una campaña de llamadas para presionarles que cancelen a los fascistas. Si es necesario, amenace con un boicot; asegúrese de seguir con eso si el espacio permite que el evento se celebre. Después de que un local experimente perdidas por un gran boicot, en el futuro otros lugares serán más fáciles de convencer.

Ofrezca apoyo a las empresas que decidan hacer lo correcto. Las alabanzas del público es un buen comienzo, pero también puedes ayudarlos de otras maneras. Si grupos de extrema derecha hacen amenazas después de que se cancela el evento, ofrezca escoltar a los coches y en las paradas de autobús para los empleados que cierren el lugar. Si alguien rompe ventanas o vandaliza el espacio después de que se cancela el evento, recaude fondos para ayudar a cubrir los costos de limpieza. Esto ayuda a construir una comunidad resistente al fascismo.

Ejemplo: En la ciudad de Nueva York, dos locales fueron cerrados permanentemente después de que organizaron conciertos fascistas. Después de esto, se hizo mucho más fácil convencer a los propietarios del lugar de que no era en sus intereses financieros permitir este tipo de espectáculos.

8. Refuta sus mentiras

Los fascistas son expertos en introducir eslóganes y puntos de discusión en el debate político. Estos incluyen mitos e información falsa sobre el “genocidio blanco”, el crimen entre la población negra, y el control judío de los medios de comunicación. Debatirlas públicamente puede hacer que sus mentiras parezcan dignas de consideración. Pero la circulación de una lista de puntos de conversación fascistas comunes junto con sus refutaciones a ellas da a lxs miembrxs de la comunidad las herramientas para ganar argumentos personales. Así que cuando las personas con puntos de vista intolerantes están en un espacio de duda y autocuestionamiento, los hechos estarán listos para que ellos los descubran.

9. Utiliza el sistema judicial

Tanto abogados como gobiernos pueden obstaculizar el fascismo. Si esto compagina con sus puntos de vista políticos, considere el uso de vías legales. Acciones legales pueden tener un impacto sobredimensionado en los fascistas, ya que tienen muy pocos abogados comprensivos que están dispuestos a hacer un trabajo legal gratuito para ellos. E incluso si ganan al final, las demandas pueden prolongarse durante años y drenar sus recursos financieros.

Ejemplos: Durante un tiempo, el Instituto Nacional de Políticas de Richard Spencer perdió su estatus de organización sin fines de lucro después de que no presentó la documentación requerida. El Southern Poverty Law Center ha demandado y quebrado con éxito a varios de los principales grupos nacionalistas blancos, incluyendo ganar una demanda de $14 millones contra el propagandista neonazi Andrew Anglin en 2019. Y a partir de junio de 2020 Sines v Kessler, una importante demanda contra los organizadores de la manifestación “Unite the Right” de 2017 en Charlottesville, todavía estaba esperando a un juicio. Pero ya ha causado la renuncia de Jeff Schoep del Movimiento Nacional Socialista, que lo había liderado durante un cuarto de siglo; y la demanda ha empujado a otros, incluyendo a Richard Spencer, al silencio relativo y a grandes dificultades financieras.

10. Exponer a los fascistas en sus casas y trabajos

Después de identificar a los activistas clave de extrema derecha, especialmente a los organizadores y a sus miembros con historias violentas, averigüe dónde trabajan y viven. Llama a su jefe y presiónelos para que echen al fascista entre ellos. Notifique a sus vecinxs con volantes, cartas y toque a sus puertas. Pida a las empresas locales que se nieguen a servirles. También se pueden celebrar “manifestaciones contra sus casas”, una táctica que se utilizó contra los criminales de guerra nazis que viven en los Estados Unidos.

Ejemplo: Uno de los colaboradores de Richard Spencer, Jeff Dietz, fue expulsado en noviembre de 2019. Los activistas colocaron volantes en la cuadra donde trabajaba en Brooklyn, y difundieron la información en línea; a los pocos días su oficina cerró e incluso fue expulsado de su grupo musical.

11. Deplataformar al fascismo en línea

Los movimientos políticos necesitan plataformas financieras, como Stripe, Venmo y PayPal, para tomar donaciones, así como plataformas de redes sociales para mantener una base de fans. Privarlos de estos obstaculiza significativamente su capacidad para difundir su mensaje y reclutar. Al igual que con los espacios físicos, las plataformas en línea no tienen la obligación de aceptar a la extrema derecha como clientes, y pueden ser presionadas para hacer lo correcto.

Ejemplo: Después de que Twitter, Instagram, Facebook, Venmo, PayPal , más toda Australia, prohibieran al conocido extremo derechista Milo Yiannopoulos, admitió que ya no podía ganar dinero con sus charlas, y que a finales del 2019 tenía una deuda de 4 millones de dólares. La revelación de que había coordinado directamente con fascistas en su famoso artículo en la página web Breitbart popularizando la “Alt Right” terminó desenmascarando al multimillonario Robert Mercer, que había financiado a Yiannopoulos. En medio del escándalo subsiguiente, Mercer renunció como co-CEO de su fondo de cobertura financiera.

12. Evite que la extrema derecha ataque eventos progresistas

La extrema derecha se presentará en eventos progresistas para interrumpirlos o espiar a los asistentes. En los últimos años, charlas contra la opresión, reuniones de planificación de protestas, marchas de las mujeres y eventos del Primero de Mayo han sido interrumpidos por la extrema derecha.

Una de sus tácticas favoritas es comenzar peleas mientras filman a la gente, con el fin de conseguir que lxs arresten, o identificarlos y acosarlos más tarde. Aproveche esta oportunidad al tener un equipo de seguridad en acciones que ellos podrían atacar. Asegúrese de que su equipo esté familiarizado con los fascistas locales conocidos y esté listo para desescalar situaciones tensas. Y cuando los instigadores de extrema derecha esten filmando a activistas progresistas, barreras caprichosas, como los aros de hula envueltos en burbujas, pueden arruinar sus imágenes.

Asegúrese que una vez que un grupo de extrema derecha comience a interrumpir los eventos locales, la comunidad en general lo sepa. Este comportamiento es una señal de advertencia para violencia futura.

13. Genere brechas entre individuos y grupos de extrema derecha

Cuando veas a la extrema derecha tratando de trabajar con grupos conservadores convencionales, avíseles sobre sus preocupaciones sobre los derechistas extremos. Si les ofrece pruebas concretas, la mayoría de los conservadores normales (los Republicanos) rechazarán a aquellos de extrema derecha que expresan opiniones claramente intolerantes o se involucran en la violencia. Y si no lo hacen, utilice las redes sociales y la prensa para llamar la atención sobre su colaboración.

14. Encuentre nuevxs colaboradores

Si la extrema derecha está organizándose en su comunidad, aproveche esta oportunidad para hacer conexiones fuera de sus círculos habituales. Debido a que los fascistas atacan y amenazan a tantos tipos diferentes de personas, encontrarás muchxs colaboradores potenciales. Estxs podrían incluir grupos que representan a comunidades históricamente oprimidas (incluyendo comunidades de color y personas LGBTQ+), organizaciones de derechos de inmigrantes y refugiados, grupos religiosos (especialmente musulmanes y judíos), feministas y defensoras de los derechos reproductivos, sindicatos y organizaciones que conmemoran crímenes históricos (como la esclavitud, linchamientos, holocausto y el genocidio nativo americano).

¡No tengas miedo de pedir ayuda! Comuníquese con aquellos que piensas que serían buenos colaboradores. Sé sincero acerca de quién eres, qué necesitas y qué esperas lograr, así como lo que tienes que ofrecer a cambio. Utilice su tiempo entendiendo sus preocupaciones y pregunte qué tipo de apoyo necesitan. La confianza se construye lentamente a través del trabajo compartido, pero alguien tiene que tender la mano primero.

Ejemplo: Los Proud Boys, en conversaciones con varias milicias y grupos del movimiento Patriota, afirmaron que movilizarían a mil activistas de extrema derecha de todo el país para descender a Portland, Oregón, para una manifestación “Para Derrotar el terrorismo Antifa” en agosto de 2019. A pesar de las amenazas de violencia, además de una conferencia de prensa de los funcionarios de la ciudad, nueve organizaciones diferentes se unieron para realizar una gran contramanifestación contra la extrema derecha.

Líderes religiosos, la NAACP, Rose City Antifa, los Demócratas Socialistas de América y el salón de baile kiki House of Flora iniciaron el evento. Al final, trescientos Proud Boys marcharon durante treinta minutos bajo una fuerte escolta policial, regresaron a sus coches y salieron de la ciudad. Dijeron que volverían cada mes, pero no han regresado desde entonces.

15. Organice recorridos antirracistas de bares

Si los fascistas beben en público, organiza un recorrido antirracista de bares para ir a sus lugares de reunión. Los eventos sociales no sólo ayudan a construir relaciones, un recorrido de bares, y avisa a los fascistas de que sus lugares son conocidos, y aclara a los bares que tienen un problema con los fascistas. Del mismo modo, a veces la gente declara una zona una “Zona Libre de Nazis” y la patrullan para asegurarse de que se mantenga así.

16. Ayude a los fascistas a salirse de esos grupos

Las personas que forman la extrema derecha son parte de nuestra sociedad. Si bien es posible aislarlos socialmente, la única manera de hacerlos desaparecer por completo es convencerlos de que salgan de su movimiento político. Los “programas de salida” ayudan a facilitar esto. Organizaciones como Life After Hate y el Free Radicals Project están dirigidas por exmiembros de grupos de extrema derecha, conocidos simplemente como “exmiembros”, para ayudar a los miembros actuales a abandonar el movimiento. Promover programas de salida, y siempre que sea posible alentar y ayudar a los fascistas en la transición para salir de esos grupos.

III. SE PROACTIVO

Los progresistas suelen pasar de crisis en crisis, con planificación o infraestructura limitadas. Al contrarrestar el fascismo es importante ser proactivo. Este es un trabajo complejo y potencialmente peligroso, pero una buena planificación puede ayudar a aliviar ambos desafíos.

17. Envía tu mensaje primero

Haga visible la oposición de su comunidad a las ideas racistas e intolerantes a través de volantes, pegatinas, carteles y letreros de ventanas y patios. Los organizadores de extrema derecha son menos propensos a reclutar en una comunidad que ya ha dejado clara su opinión sobre el asunto.

Ejemplos: En línea, esto puede tomar la forma de marcos de perfil, hashtags pegadizos y gifs. Usa hashtags como #EverydayAntifascist (#AntifascistaDiario) y #AUnitedFront (#FrenteUnido), difunde memes con tu mensaje e incorpora símbolos como los del Frente de Hierro (las tres flechas apuntando hacia la izquierda y abajo. Simbología de un grupo que lucho contra los Nazis en la Alemania de los 30s y que ahora es utilizado por muchos grupos Antifascistas), y en imágenes con los logotipos de los equipos deportivos que apoyas.

18. Desarrolla programas educativos

Organice charlas públicas, grupos de lectura y clases. Puedes discutir cómo es el fascismo, cómo es la extrema derecha en la actualidad y cómo resistirla. Muchos expertos están dispuestos a dar charlas, pero consideren las videollamadas si es demasiado difícil traer oradores a su ciudad en persona.

19. Celebra eventos conmemorativos

Casi todas las comunidades tienen historias de violencia fascista, racista y otras violencias intolerantes en contra de ellas. Celebrar eventos en memoria de las víctimas y hablar de cómo los acontecimientos pasados contribuyen al presente. Algunos ejemplos pueden ser la celebración de procesiones a las tumbas de los asesinados por nacionalistas blancos y a los monumentosconmemorativos en los sitios donde fueron asesinados. También puede organizar eventos para recordar la violencia racista, como linchamientos, bombardeos en iglesias y expulsiones raciales.

20. Haz un espectáculo o un evento

Lxs artistas pueden ayudar a que la acción política sea irresistible! Pida su ayuda para donar arte para recaudar fondos y hacer hermosos volantes. Reclutar músicos y bailarines para que acudan a las protestas. Contrarrestar los mensajes fascistas siendo más vibrantes, más entretenidos y más accesibles que los de ellos. Haz tus acciones como una fiesta en la que todo el mundo quiere estar, y si no sabes cómo hacerlo, ¡entonces encuentra un promotor de fiestas que pueda!

21. Organizar cursos de formación y ferias de recursos

Puede llamar la atención sobre las organizaciones de extrema derecha y ofrecer a su comunidad recursos útiles mediante la organización de capacitaciones y acciones de capacidades. Esto podría incluir primeros auxilios, autodefensas, habilidades armamentísticas, seguridad personal y digital e intervenciones de transeúntes. Estas capacitaciones también pueden funcionar como oportunidades de divulgación y lugares para encontrar personas que se toman seriamente hacer un trabajo concreto.

22. Forma un equipo de respuesta a emergencias

La violencia es fundamental para el fascismo, por lo que si los fascistas se están organizando en su área, habrán emergencias. También recibirá llamadas de última hora cuando celebren eventos sin previo aviso, que se convirtieron en la norma después de Charlottesville. Prepare equipos de respuesta de emergencia con miembros que puedan entrar en acción en un momento dado. Idealmente, deben tener habilidades como el entrenamiento médico y la autodefensa. (Pero recuerde que la respuesta de emergencia no significa necesariamente confrontación directa.) Además de la seguridad presencial, los equipos también pueden organizar llevar en auto a personas marginadas cuando los fascistas están teniendo un evento en su área.

23. Recluta a personas tempranamente y con frecuencia

No hay una sola manera de oponerse al fascismo. Cuanto más amplios y calificados sean los grupos y coaliciones que se pueden construir, mejor. Asegúrese de reclutar personas con ciertas habilidades con anticipación, en lugar de luchar para encontrarlas cuando sea urgente. Siempre hay una necesidad de diseñadores gráficos, terapeutas, abogados, periodistas, traductores, técnicos y guardias de seguridad con licencia.

Muchas personas no son capaces de estar en primera línea, pero podrían darle a un activista identificable un corte de pelo dramático o pintar profesionalmente un coche. (Doxing es el termino cuando se publica la información de una persona, en un intento de llamar la atención sobre ellos por razones políticas u otras razones. Esto podría incluir su imagen, información de hogar y trabajo, cuentas de redes sociales, afiliaciones a la organización y otros detalles.) Estos ejemplos de activismo pueden parecer pequeñas contribuciones, pero pueden proporcionar capas críticas de seguridad cuando los fascistas las buscan.

24. Recauda fondos antes de que lo necesites

Todos los movimientos políticos necesitan dinero. Esto podría ser para transporte, suministros de arte, publicidad, abogados o fianza. Y como siempre es mejor tener el dinero ya en la mano cuando surja la necesidad, asegúrese de recaudar fondos antes de que sea necesario.

Ejemplo: ¡Los mítines fascistas se pueden convertir en oportunidades para recaudar fondos contra ellos! Lxs donantes pueden hacerlo por asistente o aportar por cada asistente o por milla que caminen, y entonces un día malo se convierte en uno bueno. En coalición con otros nueve grupos, PopMob fue capaz de recaudar más de $36,000 para Causa Oregon, una organización de derechos de lxs inmigrantes, durante una marcha del grupo anti- inmigrante de extrema derecha los Proud Boys en agosto de 2019 en Portland, Oregón.

IV. CONTRAMANIFESTARSE

La acción directa obtiene logros. Si bien nuestras tácticas deben evolucionar y adaptarse a la situación en cuestión, una de las vías más eficaces para el cambio siempre se ha ido acumulando en las calles.

Los grandes eventos públicos que son explícitos acerca de ser nacionalista blanco o fascista son extremadamente raros. Por ejemplo, en 2017, su año más exitoso en décadas, sólo tres eventos nacionalistas blancos atrajeron a más de un centenar de asistentes. (El más grande de ellos, la manifestación de Charlottesville, incluso afirmó que no era nacionalista blanco!)

Una contramanifestación, a la vista y a la distancia sonora del evento de extrema derecha, puede potencialmente negarles una plataforma pública de alto perfil, atraer apoyo para su causa e incluso eclipsar a la extrema derecha.

25. Ganar el apoyo de la opinión pública

Las redes sociales y los medios de comunicación tienen el poder de influir en un gran número de personas, pero hay que saber cómo usarlas. Utilice el lenguaje adecuado para el público al que desea llegar. Los memes, cómics, videos y artículos cortos en un lenguaje cotidiano pueden dar a las personas formas accesibles y divertidas de involucrarse con la lucha contra la extrema derecha.

26. Impulsar a los funcionarios locales para que hagan lo correcto

En las zonas donde se requieren permisos, presione a los gobiernos locales para que rechacen o revoquen los permisos para mítines de extrema derecha.

Ejemplo: Después de Charlottesville, las autoridades negaron un permiso a la manifestación de extrema derecha “No al Marxismo en Estados Unidos” en Berkeley. Sólo después de que se aplicó presión, las autoridades incluso se dieron cuenta que la solicitud estaba incompleta y nunca debió ser concedida.

27. Organizar contramanifestaciones

Si los fascistas están celebrando una manifestación pública, usted también debería estar en las calles. Pero al organizar una contramanifestación, recuerde que la extrema derecha probablemente intentará provocar doblemente a los organizadores, asistentes y simpatizantes, así que tome precauciones. Por ejemplo, se debe establecer una lista de invitadxs para las páginas de eventos de Facebook en la cual lxs asistentes no estén visibles.

Las grandes manifestaciones son mucho trabajo, y requieren muchas cosas que no implican salir a la calle. Esto puede incluir encontrar un espacio de planificación, obtener permisos y equipo, aumentar la emoción, recaudar fondos (que se pueden hacer antes y después), organizar el transporte y la vivienda para los que viven fuera de la ciudad, establecer apoyo legal y de comunicaciones, y reclutar médicos callejeros.

28. Presiona a los establecimientos comerciales y de alquiler locales para que no traten con fascistas

Si va a haber un evento de extrema derecha, anime a las empresas locales a negarse a prestar servicio a los asistentes. Circular fotos de miembros conocidos, así como símbolos que podrían ser deportivos. Advierta a los hoteles, restaurantes y bares locales. Asegúrese de ofrecer apoyo a las empresas que decidan rechazar su dinero! (Consulte #7 para obtener más información al respecto.)

29. Documente sus manifestaciones

El video y la fotografía de alta calidad de aquellos que asisten a eventos de extrema derecha permiten a las personas investigar a las personas más adelante y documentar cualquier acto criminal en el que participen. Pero tenga en cuenta que obtener imágenes claras de las caras es en realidad mucho más difícil de lo que parece.  Años después de Charlottesville, los que asistieron todavía están siendo identificados, a veces a partir de imágenes granuladas u oscurecidas.

30. No te quedes en desventaja

Si es legal en su área y consistente con sus creencias, considere venir a la manifestación con armas de fuego. Si la extrema derecha estará armada, hay una dimensión psicológica importante a los de tu lado que también traigan armas.

Esto debe hacerse en grupo. Asegúrese de que todos lxs miembrxs respeten escrupulosamente la ley. Es una habilidad portar armas de fuego en público, así que entrena de antemano. Venir armado puede ser una táctica polémica, así que asegúrese de comunicar sus intenciones a otrxs organizadores de la contramanifestación con anticipación para que puedan resolver posibles problemas.

31. Avisa quiénes son los fascistas y llama a tus amig@s y colegas

En el panorama general, todxs los que se oponen al fascismo están del mismo lado. Si bien es normal y saludable debatir y discrepar, atacarse públicamente entre antifascistas ayuda a la extrema derecha.

Recuerde que el punto #13 —”Genere brechas entre individuos y grupos de extrema derecha”— va en ambos sentidos. La extrema derecha a menudo publicará chismes sobre sus oponentes dentro de la derecha durante desacuerdos personales o tácticos. Este comportamiento nos muestra sus puntos débiles y hace que la unidad de extrema derecha sea más difícil de lograr para ellos. Así que no dejes que se aprovechen de esta dinámica cuando buscan atacar a nuestro lado. En lugar de transmitir conflictos en público, discuta sus problemas directamente.

Conozca a otrxs activistas, forme coaliciones y construya relaciones basadas en el respeto mutuo y el deseo compartido de un mundo libre de fascismo. Pero si no puedes, al menos trata de vivir y deja vivir. Los desacuerdos son inevitables, el drama no lo es.

V. DAR APOYO

32. Apoya a lxs personas amenazadas

A los fascistas les encanta amenazar a la gente.  Apoyo verdadero hacia lxs amenazadxs podría incluir escoltar a ellxs o sus familias en publico, hacer mandados para ellxs, y cuidar sus casas en caso de un ataque. Digitalmente, esto podría incluir ayudar a alguien a borrar su presencia cibernética, agregar herramientas de seguridad a las cuentas, o investigar quien lxs esta amenazando.

33. Establecer una casa segura

Una casa segura puede ser tan simple como que alguien que no sea conocido por la extrema derecha pueda ofrecer un lugar donde la gente pueda quedarse en casos de emergencia. Esta persona debe asegurarse de estar disponible para ser contactada en todo momento.

34. Ayuda a las familias de las víctimas

Entre 2008 y 2019, la extrema derecha estadounidense cometió más de 360 asesinatos, lo que significa que miles de personas perdieron a sus familiares. Comuníquese y ofrezca apoyo a lxs seres queridxs de lxs fallecidxs. Esto puede incluir recaudar dinero para los gastos del funeral, hacer frente a las amenazas y ayudarles a recuperar sus vidas.

35. Ayude a lxs heridxs

Además de lxs muertxs, miles han resultado heridxs por la extrema derecha. Comuníquese con las víctimas y pregúnteles cómo puede brindarles apoyo. Es posible que necesiten ayuda con dinero, problemas legales, diligencias o simplemente un hombro en el que llorar. Si la víctima desea acudir a las autoridades, y esto concuerda con sus creencias, ofrézcale acompañarla durante el proceso. Si quieren denunciar un delito de odio, pero no quieren avisar a las fuerzas de la ley, considere organizaciones como PUAH (Portland United Against Hate) que rastrean los delitos de odio sin informar a las autoridades.

36. Apoyar a lxs que son blancos de la ley

No es raro que las fuerzas del orden vean a la extrema derecha de manera más favorable que a sus oponentes. Por lo tanto, quienes trabajan contra el fascismo a menudo se enredan en el sistema legal. Enfrentar cargos, recibir una citación judicial e ir a juicio son todos eventos estresantes y, a menudo, costosos. Como parte de la construcción de una comunidad sólida, asegúrese de brindar apoyo legal a lxs compañerxs activistas.

37. Apoyar a lxs activistas encarcelados

Lxs activistas que se niegan a testificar ante grandes jurados o que son condenados por delitos penales pueden terminar en la cárcel o prisión, y esto es caro. Lxs presxs pueden gastar fácilmente miles de dólares al año en gastos de comisaría, llamadas telefónicas y materiales de lectura, y esto no incluye los gastos legales. Las familias pueden necesitar ayuda diaria o asistencia financiera para realizar visitas a la prisión. Asegúrese de que lxs presxs tengan contacto con el mundo exterior a través de cartas, correos electrónicos, llamadas telefónicas y visitas. Además de las actividades de recaudación de fondos, organice eventos de redacción de cartas para lxs presxs.

38. Advertir a las personas amenazadas

Los fascistas son excepcionalmente violentos, tanto de palabra como en acción. A medida que los monitoree, inevitablemente descubrirá amenazas contra grupos e individuxs locales. Asegúrese de advertir a lxs objetivxs sobre las amenazas y, si es necesario, asegúrese de que sus fuentes permanezcan confidenciales.

39. Dar publicidad a las amenazas y los ataques

Meras amenazas de violencia pueden silenciar a lxs activistas políticos progresistas al expulsarlxs de las redes sociales y limitar sus apariciones públicas. Y los miembros de grupos históricamente oprimidos, incluidas personas de color, judíxs, musulmanes, mujeres y personas LGBTQ +, siempre recibirán atención no deseada de la extrema derecha. Asegúrese de ayudar a brindar apoyo, ya que al hacerlo expande su coalición potencial y debilita los esfuerzos de la extrema derecha.

Dar publicidad a las amenazas ayuda a neutralizarlas. Esto expone la violencia de la extrema derecha, crea simpatía por lxs atacadxs por la derecha, y ayuda a abrir brechas entre la extrema derecha y aquellos que simpatizan con su visión del mundo, pero retroceden ante la violencia.

40. Apoyar a las comunidades que rechazan el reclutamiento fascista

La extrema derecha a menudo intenta ingresar a los grupos sociales existentes e influir en ellos, reclutarlos desde dentro o apoderarse de ellos, una táctica llamada “entrismo”. En los últimos años, se han reclutado fascistas de los clubes de aficionados al fútbol; jugadores en línea; subculturas musicales como skinheads, neofolk, black metal y punk; y comunidades religiosas, especialmente paganos, satanistas y cristianos ortodoxos griegos y rusos. En todos estos casos, lxs miembrxs antirracistas de las comunidades afectadas han rechazado el reclutamiento fascista. Dado que este tipo de oposición la realizan mejor lxs miembrxs existentes de estas comunidades, pregúnteles cómo puede organizar mejor el apoyo para su lucha. Los fascistas también apuntarán a los grupos progresistas.

En el pasado reciente, se han involucrado en el entrismo en torno al trabajo de solidaridad con Palestina, la oposición a las guerras de Oriente Medio, la crítica de Wall Street y los acuerdos comerciales internacionales, el ecologismo radical y los derechos de los animales. Exponga y expulselos.

Ejemplo: en el noroeste del Pacífico (los estados de Washington y Oregon), los eco-fascistas han utilizado el ambientalismo radical para reclutar. Un grupo, Operation Werewolf, se disfraza de club de entrenamiento para hombres con puntos de vista ambientalistas radicales, pero es nacionalista blanco y antifeminista. No toleres a los intolerantes.

EXTRA!

Demostrar una visión política mas amplia

Contrarrestar el fascismo es una parte necesaria, pero no suficiente, de una lucha más amplia contra la desigualdad. Es comparable a los abogados de izquierda que defienden a los activistas progresistas. Si bien esta es una acción necesaria con efectos reales y concretos, no destruirá los pilares de las opresiones sistémicas en las que se basa nuestro sistema social y político.

Tu trabajo es parte de una lucha más amplia, no solo contra la supremacía blanca, sino contra todas las formas de opresión. Además del racismo estructural en la policía, el trabajo y la vivienda, esto incluye: ataques a inmigrantes y refugiados; Islamofobia y antisemitismo; homofobia y transfobia; y misoginia. Colabora con lxs activistas que luchan contra estas formas de opresión siempre que sea posible. Deje en claro que no solo está “contra el fascismo”, sino que sus acciones son parte de una lucha más amplia contra la jerarquía y la opresión, y en apoyo de la igualdad y la libertad, para todxs en nuestra sociedad.

LISTA DE RECURSOS

Organizaciones y paginas web que analizan y bscan a la Extrema Derecha

Centre for Analysis of the Radical Right, http://www.radicalrightanalysis.com
Hope Not Hate, https://hopenothate.com
Institute for Research and Education on Human Rights, http://www.irehr.org
Institute for Research on Male Supremacism, http://www.malesupremacism.org
It’s Going Down, https://itsgoingdown.org
Idavox (One People’s Project), http://idavox.com
Montana Human Rights Network, https://mhrn.org
Political Research Associates, www.politicalresearch.org
Rose City Antifa, http://www.rosecityantifa.org
Southern Poverty Law Center, http://www.splcenter.org
Western States Center, www.westernstatescenter.org

Libros sobre el Fascismo en los Estados Unidos y la Extrema Derecha

Chip Berlet and Matthew Lyons, Right Wing Populism in America (2000)

Kathleen Blee, Understanding Racist Activism (2017)

Shane Burley, Fascism Today (2017)

Matthew Lyons, Ctrl-Alt-Delete (2017) and Insurgent Supremacists (2018)

David Neiwert, Alt-America: The Rise of the Radical Right in the Age of Trump (2017)

Leonard Zeskind, Blood and Politics: The History of the White Nationalist Movement from the Margins to the Mainstream (2009)

Alexandra Minna Stern, Proud Boys and the White Ethnostate: How the Alt-Right Is Warping the American Imagination (2019)

Patrik Hermansson, David Lawrence, Joe Mulhall, and Simon Murdoch, The International Alt-Right: Fascism for the 21st Century? (2020)

En Español

Skinheads Rojos y Anarquistas, RASH USA (se habla español e ingles)
www.facebook.com/RASHUSA161

Skinheads Rojos y Anarquistas, RASH Ciudad de Mexico
www.facebook.com/rashcdmx

Entrevista con Mark Bray, el autor de Antifa, el manual Antifascista (en español)
www.eldiario.es/politica/libro-antifascismo-antifa_1_1838713.html

Música Antifascista en Español y Portugués
www.youtube.com/watch?v=_oPLUi5DrS4&t=90s

Otros Recursos

Como organizar contra las milicias y grupos de movimientos Patriotas en áreas rurales
Rural Organizing Project, “Organizing for an Oregon Where Everyone Counts,”
Seccion III del informe Up in Arms: A Guide to Oregon’s Patriot Movementhttps://rop.org/up-in-arms

Identificar y tratar a los fascistas
Kit O’Connell, “Beyond the Concrete Milkshake: Tactics for Defeating Media Trolls & Grifters,”
https://kitoconnell.com/2020/06/22/beyond-the-concrete- milkshake-media-trolls-zine
Mike Isaacson, “You Can’t Punch Every Nazi,” http://www.tinyurl.com/ButYouCanTry

Proyecto de Deplataforma
Sleeping Giants
Twitter: @slpng_giants
Facebook: slpnggiants

SOBRE LOS AUTORES

Spencer Sunshine, PhD, ha investigado y contraorganizado contra la extrema derecha de los Estados Unidos durante más de quince años. Es el autor principal del informe de 2016, Up in Arms: A Guide to Oregon’s Patriot Movement (En Armas, una guía al movimiento patriota de Oregon), publicado por Rural Organizing Project. Actualmente, Sunshine está trabajando en varios manuscritos sobre movimientos fascistas estadounidenses. Visite www.spencersunshine.com para obtener enlaces a sus escritos y sígalo en Twitter @transform678940 Maneras de luchar contra los Fascistas se produjo con el generoso apoyo de los patrocinadores de Spencer en patreon.com/spencersunshine.

Abreviatura de Movilización Popular, PopMob es un grupo de habitantes de Portland preocupados e unidos en torno a un único objetivo común: inspirar a las personas a que se manifiesten y resistan a la derecha alternativa con extravagancia y creatividad. Somos activistas y organizadores de muchos grupos, incluidos los derechos laborales, las artes, la educación, la atención médica y más. Creemos que la gente de Oregon no quiere lo que vende la derecha alternativa y sabemos que podemos rechazar el odio como una comunidad fuerte. Puedes seguirnos @popmobpdx en Twitter, Instagram y Facebook.

One thought on “40 Maneras de Luchar contra los Fascistas

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s